Ángeles de 4 Patas

Ángeles de 4 Patas

Por: 


De Madrugada…

Hoy si literal como dicen mis centenialls adorados aun no despierta ni Apolo, pero yo no puedo dormir,  aunque pinta que va a ser un relajado fin de semana,  así lo espero; se me antoja ver dos episodios más de  “Lucifer”  que me la he estado dosificando desde el 28 de mayo para no aventarme los 8 episodios de la temporada en un fin de semana y luego no tener nada hasta quien sabe cuándo que nos regalen  -ahora sí-  la última temporada,  así que eso se me antoja,  dos episodios del bribón más guapo de la tv acurrucados bajo una manta con el calorón pero desde luego mi deli aire acondicionado prendido   (para eso sirve, para taparse a gusto,  aunque resulte algo muy incomprensible para Gabito, ese es el chiste !!!) con una rica cena en cama con cuernitos de jamón con queso,  mmmm tal vez alguna peli del gusto de los tres y hasta mañana a conquistar el mundo jajaja…

Y bueno ahorita ya di mi primera vuelta por las redes, me reí con ocurrencias,  me resigne a ver los mensajes ridículos o groseros de los fans del payaso de palacio Nacional y los que no lo toleramos ni tantito; hoy no hice corajes con el montón de publicaciones absurdas al respecto  (igual ayuda al estado de ánimo que desde el jueves me pasan 12 horas sin recurrir a los analgésicos, lo cual por si solo me pone muy feliz y me hace reír en lugar de molestarme)  así que bueno,  leí un par de cosas interesantes en los grupos culturales,  algún buen enfoque y recomendaciones ante la  “división”  ideológica política de mi queridísima chilangolandia y me metí a los recuerdos de un día como hoy en mi propio muro; y ahí descubrí algo creo lindo que les voy a compartir ahora…

Lo escribí hace 11 años,  recuerdo que casi iniciando esa bellísima etapa del albergue para nuestros adorados peludos rescatados, llenas de ilusión por el lugar que pudimos conseguir 5 entusiastas para poder darles casita y sustento a hasta unos 15 ángeles sin voz por vez, casi todos perritos mestizos,  más siempre los 3 o 4 gatos o mamis con camada que se cruzaban en el camino de alguna de nosotras y por supuesto que acondicionamos una de las  “habitaciones”  para que también ellos pudieran estar ahí; fue a dos semanas justas de que mi papá enfermó y se me fue en un mes; pero para eso faltaban unos días y sin imaginarlo siquiera estaba casi totalmente metida en el rollo del albergue y nuestros perrhijos adoptivos temporales…

No sé si fui yo quien  “invento”  el mote de  ‘Ángeles de 4 patas’  es probable que a alguien más en el mundo ya se le hubiera ocurrido,  pero yo lo hice mío desde nuestro primer calendario para octubre o noviembre de ese 2010 en que produje y dirigí ese primero de tres anuales que resultaron un éxito y muchos recuerdos adorados en las divertidísimas sesiones fotográficas jaja y de ahí a la fecha lo uso y lo siento mío, porque eso es lo que son estos peluditos adorados: Ángeles de 4 Patas ni más ni menos; y bueno, escribí esto, creo  inspirada seguramente por alguien más del muro animalista que deje en  “stand by”  hace algunos años porque podía pasarme ahí la vida sumida en la depresión ante tanta maldad y sufrimiento de algunas personas en contra de esos nenes cuyo único pecado fue nacer en las calles; lo hice entonces sin imagen ni nada que “jalara”  la atención al texto como siempre lo hago ahora,  porque creo que no muchas personas leen más de dos o tres párrafos si no hay una imagen que llame su atención; desde luego tampoco había un blog  “De Madrugada” en ese tiempo,  así que hoy se los dejo por aquí con el cariño de siempre y mis sentimientos al respecto completamente intactos e igualitos…

“Ángeles de 4 Patas”

“Me llama la atención que cuando digo que vivimos con 4 perros muchas personas no lo entienden y preguntan sobre olores y gastos, alimento, pelos en la ropa y algunas otras cosas curiosas para mí porque lo vivo todos los días así,  como parte de mi vida y no puedo más que reflexionar en el olor desagradable a maldad y podredumbre que seguramente despiden quienes tienen poder de cualquier tipo y lo utilizan en contra de sus semejantes o el que tienen los infaltables fanáticos religiosos que predican amor por un lado,  pero por el otro callan o incluso promueven la injusticia hacía los más indefensos y débiles…

Y he decidido que valen más la pena por mucho mis preocupaciones y ACCIONES  para con los animales,  cuya inmensa mayoría vive en las calles con hambre y frío, enfermos y muy maltratados, habiendo sobrevivido algunos a atrocidades a las que fueron sometidos por nosotros los  ‘humanos’ …

Acoger alguno y apoyar causas pro ellos, es simplemente acompañar su soledad, es mitigar un poco el dolor de estos nuestros hermanos menores que algunos “civilizados humanos”  han arrojado a las calles sin ningún tipo de remordimiento ni piedad hacía su sufrimiento…

Sin embargo,  quienes van por la vida dando comida, curando heridas, recogiéndolos para buscarles un nuevo hogar; son ángeles tendiéndoles la mano a otros ángeles; pero desafortunadamente estoy segura que eso no basta, eso de darles de comer y curar sus heridas,  desde luego es lo más urgente cuando un nene así atraviesa nuestro sendero,  pero también hay que crear conciencia para tenerlos en casa y vivir con ellos de forma responsable, respetándolos como lo que son: ¡¡¡ nuestros hermanos menores !!!

Ellos pueden ser limpios porque aprenden hábitos y habilidades si nos y les damos el tiempo y la paciencia para enseñarles, son muy inteligentes y agradecidos y jamás olvidan una caricia y nos devuelven el amor con creces,  saltando y jugando y haciendo cabriolas y tonterías inocentes de perro para nosotros al expresarnos su alegría,  acompañándonos y siendo fieles como nadie más que ellos lo pueden ser; entregándonos su vida entera…

Si, estoy segura que no basta dar de comer a los ángeles abandonados; quisiera poder poner en los objetivos de todos los gobiernos, de todos los legisladores,  congresistas,  maestros, todas las autoridades en general el tema del respeto a nuestro entorno, dentro del cual los que más necesitan son aquellos que ni siquiera pueden hablar para decirnos lo que sienten y qué necesitan; que no pueden sacar su voz para defenderse…

Quisiera ser su voz para poner en primer lugar en las agendas del mundo acciones para la protección y bienestar de todos los callejeritos, ¡¡¡ nuestros ángeles de 4 patas !!!”

Escrito en junio de 2010.

Se ha logrado mucho desde entonces y aunque falta mucho también todavía,  hemos podido dar un poquito de esperanza para estos seres maravillosos que  -no me cabe duda-  no los merecemos,  pero ya que la naturaleza siempre extraordinaria nos concede la gracia de vivir a su lado y enriquecer nuestra existencia con la suya, seguiré apoyando cuanta lucha en pro de su bienestar se emprenda,  seguiré ayudando a los inocentes que cruzan sus cansados pasos con los míos en las calles del mundo y seguiré gustosa quitando los pelos de mi ropa y riendo feliz al contemplar sus ojitos de adoración cuando cruzamos miradas, juegos y abrazos…

Solo por compartir…

CATEGORÍAS
Share This

COMMENTS