Antigua Plegaria Hebrea

Antigua Plegaria Hebrea

Por: Mary Carmen Saldivar Sillas

De Madrugada…

Hace unas semanas una amiguita pintora también como intento serlo yo misma por instantes agradecidos de inspiración,  publicó una reflexión-plegaria hebrea  (desconozco si en realidad lo es y no fue de mi interés comprobarlo,  lo aclaro por si entre mis amigos y lectores detrás de la pantalla hubiera alguien que afirme o niegue lo anterior,  no ha sido la intención ofender o faltar a la verdad, al contrario un sincero reconocimiento al texto hermoso que les transfiero)  y bueno,  me gustó tanto que lo guardé para que una madrugada de esas que tanto conozco pudiera dedicarle unos momentos de reflexión,  introspección y en seguida poder compartir con ustedes…

Dejaré entre comillas el texto original y en seguida lo que me detona y hace sentir…

“Que tus despertares te despierten. Y que, al despertarte, el día que comienza te entusiasme. Y que jamás se transformen en rutinarios los rayos del sol que se filtran por tu ventana en cada nuevo amanecer”

La maravilla de cada nuevo amanecer cuando Apolo enciende su carroza y se dispone a cruzar el firmamento persiguiendo a Diana que nunca se deja tocar,  es uno de los espectáculos más fascinantes en la naturaleza,  los tonos rojizos,  naranjas y dorados con que nos regala a la vista el horizonte este dios enamorado son una caricia al alma y un regalo al contemplarlo; y pues sí,  deseo de corazón para ustedes y busco en mí que cada día tenga una ilusión y sonrisas porque esa nueva aventura comience con todo el montón de promesas que trae,  así quiero mis días cada nuevo despertar…

“Y que tengas la lucidez de concentrarte y de rescatar lo más positivo de cada persona que se cruza en tu camino”

Porque así sea y de todos los seres que nos acompañan en el trayecto por nuestro sendero, ya sea de la mano, delante o detrás o tan sólo con una mirada al cruzarnos en ambos sentidos podamos tener lo mejor,  lo bueno,  lo mágico; lo que nos dejará una huella indeleble para siempre y si por el contrario, sólo lecciones está destinada o destinado a otorgarnos,  pues que estas sean provechosas y bien aprendidas para que no tengamos que repetir la lección si su presencia fue dura y difícil y que con el alma en paz y la frente en alto, nos demos bendiciones para continuar cada quien en busca y en pos de su destino…

“Y que no te olvides de saborear la comida. Y de encontrar algún momento en el día, aunque sea corto y breve, para elevar tu mirada hacia lo alto y agradecer por el milagro, ese misterioso y fantástico equilibrio interno”

¡¡¡Que sea deliciosa,  nutritiva y nos da el primario placer que comer otorga desde los albores de la humanidad y si también desde luego, que nunca dejemos de agradecer a quien sea que cada quien lo sienta por el milagro de la vida,  por los dones recibidos,  por la salud y nuestros amores y por el anhelo siempre de vivir, sentir y ser capaces de dar paz y armonía!!!

“Y que logres expresar el amor que sientes por tus seres queridos. Y que tus abrazos, abracen. Y que tus besos, besen”

Creo de lo más bello de esta reflexión,  que a quienes amamos logremos transmitir ese amor en todo su esplendor,  que vuelvan los abrazos y los besos con quienes están a nuestro lado sí, pero también con aquellos que por los motivos que sean no lo están; que logremos sentir y hacer sentir los abrazos, besos y caricias al corazón que tan necesarios son en todo momento y nos pueden marcar la diferencia en la vida entre alegrías y tristezas,  compañías y desencuentros, amor y desamores; que nuestros abrazos abracen y nuestros besos besen, me ha parecido en su simplicidad tan hermoso y cierto, un anhelo tan transparente y sincero ese de poder transmitir lo que nuestro corazón grita con cada latido,  en verdad que bonito…

“Que los atardeceres no dejen de sorprenderte y que nunca dejes de maravillarte. Que llegues cansado y satisfecho al anochecer por la tarea realizada durante el día. Y que tu sueño sea calmo, reparador y sin sobresaltos”

Con la satisfacción inmensa que la misión cumplida,  la tarea concluida y el haber dado todo lo necesario y un poquito más pueden ofrecer,  que la cama  (o lugar favorito)  están suaves,  cálidos y cómodos para recibirnos y que con la mirada clara y el corazón en calma podamos disfrutar de la vista de la aurora en la ventana y ya en el ocaso del día  ¡¡¡ dispuestos y receptivos a soñar !!!

“Y que no confundas tu trabajo con la vida, ni tampoco el valor de las cosas con su precio. Y que no te creas más que nadie porque solo los ignorantes desconocen que no somos más que polvo y ceniza”

Porque el trabajo debe ser solo un medio,  para disfrutar y con la mayor de las entregas,  pero nunca más que un proveedor. Porque el valor sea siempre infinitamente mayor que el precio y sepamos encontrar y valorar la diferencia tanto en cosas como en seres. Y que la soberbia de sentir que somos superiores no nos roce nunca,  pero que, si estamos distraídos y nos toca, encontremos la humanidad para reconocerlo y la fortaleza para enmendarlo…

“Y que no te olvides, ni por un instante que cada segundo de la vida es un regalo, un obsequio y que si fuéramos realmente valientes  bailaríamos y cantaríamos de alegría al tomar conciencia de ello”

Por ser merecedores de esos millones de regalos todos los días y a cada instante y por qué sepamos hacer con ellos nuestra mejor obra de arte y si, que bailemos y cantemos de felicidad,  no importa si tenemos dos pies izquierdos o quizás cantemos feo, que nunca nadie pueda decir que no cantamos y bailamos con toda la alegría desbordada, por tanto, en festejo por estar aquí justamente ahora y con quienes están con nosotros…¡¡¡ Gracias !!!

Sólo por compartir…

¡¡¡ Sean felices gente linda !!!

CATEGORÍAS
Share This

COMMENTS