Estoy Harta de Malas Noticias

Estoy Harta de Malas Noticias

Por: Mary Carmen Saldivar Sillas

De Madrugada…

No es algo que haya sucedido de un día para otro, supongo tiene semanas o meses gestándose en mi interior, pero hace unos días llegó creo el agua de mi particular vaso de resistencia y tolerancia hasta arriba y ha comenzado a derramarse, no, no se volteó ni aventó todo su contenido de un jalón,  solo se escurren unas gotas por cada post, meme o wats que se dedique a publicar malas noticias,  la casi santidad del gremio médico,  la pureza, sacrificio e inteligencia de los que pueden económicamente hacerlo y anímicamente no les cuesta tanto vivir en una cueva, frente a los que necesitan salir a x y la verdad yo concluí que mi salud mental es más importante,  así que por voluntad y con toda la intención borre publicaciones alarmistas y algunas otras hasta groseras de las personas que defienden sus posturas a base del ataque y la burla hacía los demás que, por las razones que sean  -porque habrá algunas o muchas que son igual de validas que las que ellos esgrimen, solo que en sentido contrario-  y las borre de mi muro porque el vaso solamente escurre,  no se ha derramado por completo,  de haber sido así comenzarán a salir sapos y culebras y en serio no me gusta que eso suceda jeje…

Resulta que estoy harta de malas noticias, tal vez todos lo estemos,  pero verlas y oírlas una vez es necesario,  se acepta,  se planea y se actúa en consecuencia,  se abraza con el alma a quien lo necesite y físicamente también si se está cerca y de común se convive, se hacen modificaciones de vida si es necesario, volver a encerrarse más estrictamente; si, todo eso con una sola noticia,  escucharla dos o cinco o diez veces resulta hasta molesto,  porque bueno si por vez pudiéramos revertir el suceso,  pues vamos a escucharla,  decirla y volverla a decir de una vez cien o mil veces, pero si la intención es meramente alarmista y no la sincera petición de confort y apoyo por el directamente afectado,  pierde toda su pureza y llega a ser hasta morboso o patológico estar dando vueltas al montón de muertos,  hospitales rebasados y médicos desfalleciendo; créanme lo sabemos y los que pudiera parecer que no  (y digo pudiera porque necesitaríamos estar en sus zapatos para poder juzgar con veracidad, mientras solo miremos de fuera actitudes,  actividades y comportamientos, solo estaremos especulando) ellos no lo van a entender por los miles de posteos desgarradores que invaden redes sociales,  ya estuvo bueno…

Estoy harta de ver quejarse a algunos doctores de lo terrible que se sienten y la están pasando y muchos otras personas que  viven en una cueva y se creen superiores ambos por esos motivos… a ver, unos estudiaron lo que amaban con la ilusión de algún día hacer historia,  no me digan que no,  porque no se trata de un curso de computación o Inglés para poder tener un trabajo digno en la vida,  se fregaron 10 años para algún día conocer la gloria… pues el que tenga oídos que escuche y ya dejen de estarse quejando  (y no me refiero a las quejas contra el gobierno cuando les esconde insumos o los saca de esa primera línea que tan merecida se tienen)  me refiero a las quejas contra el amigo,  vecino, hermano,  conocido o simple mortal que se cruza en su camino y que sean cuales sean los motivos necesitó salir de casa…

Hace unos días vi una serie de conversaciones entre 3 o 4 personas en donde inicialmente una y otra tenían posturas diferentes en cuanto a las necesidades de salir de casa, entre la charla se comentó que dos o tres familiares de alguien que salió y visitó a esos familiares y ahora los estaba despidiendo porque habían fallecido y prácticamente le estaban echando la culpa a la persona viva de haber llevado la desgracia a su familia por sus visitas,  en términos generales era algo más o menos así y hasta se comentó que había quienes tenían 8 o 10 meses de no ver a sus familiares porque los amaban y cuidaban mmmm no, yo no estoy de acuerdo pero ni era mi conversación ni tenía porque meterme,  afortunadamente hubo un tercero con la suficiente claridad de pensamiento como para decir que bastante tendrán los deudos con sus pérdidas como para además cargar con la etiqueta de los insensibles cavernícolas a que fue su culpa,  si por favor, no inventen!!!

Y que conste que no me la paso de visita en visita,  entiendo y respeto lo más estrictamente posible el distanciamiento,  pero si voy a poner de ejemplo a mi familia; no, no hubo las tan anheladas vacaciones a ver a toda la familia a Monterrey,  entiendo que pudieran haber sido reuniones de hasta 50 gentes y sabemos lo que eso significa,  así que nos quedamos sin verlos y ellos allá tampoco se reunieron y tampoco fuimos a ciudad de México en año nuevo,  reunión más pequeña de 12 gentes tal vez,  pero con trayectos en transporte público y desplazamientos en la ciudad que incrementan el riesgo,  así que no, también nos quedamos; así que nuestras visitas con la parte más pequeña pero cercana de la familia se han reducido a 4 visitas a mis tías en 1 año, todas en la terraza al aire libre y sin abrazos ni besos, incluso llegando con el tapabocas para desde luego retirarlo y comer,  bastante difícil hacerlo con el pañuelito puesto!!!… hubo quien se atrevió a cuestionar mi proceder y la eliminé de mis contactos,  no estoy ni para aguantar que me pidan cuentas ni para enfrascarme en discusiones tontas con gente ídem que puedan lastimar a alguien más  -contactos mutuos-  pero aquí mi punto es:  Si me sitúo en el lado de los que se sienten superiores por no visitar a sus familias en un año, pudiera suceder que con bicho o sin él simplemente no los vuelva a ver, ya sea por causas naturales o porque pues igual se dan cuenta que no se hacen falta,  no??  Las cosas como son y sin miedo a las palabras,  si puedo dejar de ver a mis padres durante un año  “por amor”  pues igual puedo dejar de verlos para siempre por la razón contraria,  es decir  ‘desamor’  así de claro, digo de perdido una visita con todas las medidas de seguridad correspondientes cada varios meses para reiterar ese cariño,  o sea tantita conciencia con nuestros adultos mayores que están solos y que difícilmente van a entender el cuento de que  ¡¡¡ por amor no los veamos!!!

Caso contrario a todas esas publicaciones chocantes,  subiendo  (o subiéndose ellos mismos)  a los altares a los de las batas blancas o quejándose y atacando a los que necesitan salir o visitar; están las tan divertidas publicaciones de gente que se ha reunido virtualmente con los que están más lejos o la relación no es precisamente familiar si no de amistad y están todos en su pantallita en la ventana grande del que tomo la foto,  donde se ven todos juntos como 8 amigos brindando cada uno con su bebida favorita por el simple hecho de compartir esos momentos y el placer que conlleva y me consta de uno de ellos si tiene una pérdida familiar muy dolorosa,  pero es la actitud lo que vale, es seguir sonriendo con lo que tenemos y brindar por la bendición de estar juntos sean cuales sean las condiciones particulares de cada uno, y no atacarnos unos a otros ni creerse mejores seres porque pueden vivir sin contacto unos y con sobrada economía para soportarlo otros; no señores,  no jueces, no presunción de sus enormes sacrificios,  todos tenemos una historia y nadie sabemos la del vecino como para atrevernos a hablar…

Menos juicio y más solidaridad y empatía; menos memes condenatorios y más chistes y poemas que es lo que se ocupa y necesita; estamos nos guste o no, juntos en esto, ya de por si tenemos un país dividido gracias a las mentiras e instigaciones de un bicho malévolo, no permitamos más separación debido a las ideologías y creencias que un bicho diminuto nos pueda provocar…

CATEGORÍAS
TAGS
Share This

COMMENTS