Hace 13 Meses y 13 Días

Hace 13 Meses y 13 Días

Por: Mary Carmen Saldivar Sillas

De Madrugada…

La semana pasada estuve editando un libro jeje mío, el tan prometido con el mismo nombre de este blog que tanto quiero, la noticia más que agradable incluso para mí, es que cada vez me gusta más, le hago alguna mejora e incluso por ahí alguna corrección de estilo o falta, queda más pulido y limpio y bueno, está casi listo, me falta un proceso de edición y paginación que espero lleve solo unos días y voila, ¡¡pa’delante!!

Pero bueno, lo que quería realmente contar y compartir es un pedazo de la que fue mi entrega hace ya 13 meses, seguro trece con trece días, en algún momento del 31 de diciembre de 2019, parece increíble cómo nos cambió la vida en poco más de un año ahora sí que a todos los moradores del planeta; cuando re leí mi lista de deseos de ese último día del año de hace un año vi con sorpresa que hablaba de hacer una oración por quienes se nos habían adelantado en el camino ¿¿quién diría entonces que hoy contaríamos tantos y que muchas despedidas ni siquiera se pudieron hacer como hubiéramos querido de haber podido decidir?? Ni siquiera se hubieran ido tantos para empezar…

Pedí por el respeto a los animales y el planeta y pedí por que el particular deseo de cada quien se realizara, porque pudiéramos todos estar satisfechos con nosotros mismos, por menos juicio y más tolerancia y pudiéramos mirar de frente al del espejo; pedí por fortaleza y gratitud en todos los corazones, optimismo y fe cuando se presentara alguna lamentable pérdida, por la certeza durante los momentos de prueba y dolor a que Jesús nos lleva en sus brazos y que lo mejor siempre sería lo que está por llegar… nunca imaginé cuanto y de qué manera iríamos a necesitar confiar durante el año que llegaba y aún hoy no sabemos hasta cuándo podremos sentir un poco de sosiego ante todo esto que por instantes parece no tener fin y si hasta empeorar por momentos…

Les comparto un extracto que me impactó por parecerme hasta profético, no me adorno de ninguna manera por eso; me sorprende como me ha sucedido en ocasiones anteriores nada más y pido hoy si en el tiempo presente que si me es posible pueda estar preparada, pueda ser mejor y más sabia y fuerte, sin perder jamás la ternura e inocencia con la que me gusta tanto llenar mi alma; la misma y renovada confianza en que los buenos somos más y que si actuamos bien forzosamente y por inercia, premio o ley de la atracción; algo bueno nos espera a la vuelta de la esquina…

“Que cuando le queden unos segundos a este año y las uvas hagan su aparición, cierres los ojos y pidas un deseo o hagas un proyecto, promesa o quizás una oración por quien se nos haya adelantado a las estrellas o esté lejos físicamente y si es lejos en el corazón por alguna desafortunada circunstancia igual le dediques esa oración por su vida -no tienen que ser 12, ni uvas ni deseos o propósitos, con uno alcanzable y cumplible es más que suficiente, con uno sincero que salga del corazón se llena el alma de ímpetu y empuje por cumplirlo- entre mis deseos siempre habrá uno pidiendo por que el de cada uno se cumpla y seamos mejores seres, más amables y amorosos con nuestros semejantes, el planeta y nuestros hermanos menores que no pueden hablar, pero tienen la confianza absoluta en nosotros…

También pediré especialmente que tenga gratitud en los buenos momentos, pero también esperanza y fe cuando parezca desfallecer; que el optimismo no nos abandone y que cuando nos sintamos caer, recordemos que Jesús nos lleva en sus brazos y a nuestro alrededor hay ángeles que el mismo envía a cubrirnos con sus alas, sólo necesitamos confiar y creer que así es para poder verlos y sentir su protección y cariño…

Te deseo que te atrevas a mirarte en el espejo todas las mañanas y te impulses y eches porras para el afán que a cada uno le toque y que te ames como eres con la convicción de ser siempre la mejor versión de ti mismo, y que cada noche nuevamente al observar la persona que ese día culminó su tarea, te abraces y te des las gracias porque diste lo mejor que supiste y seas todas esas noches mejor que la anterior; que si en algún instante debes decir “no quiero” a lo que sea que se oponga a tu naturaleza y principios, tengas la fuerza necesaria para sostenerlo y que si hay alguna equivocación o claudicas en la determinación o el camino que quisieras haber tomado, no te condenes ni te juzgues, no eres infalible; aprende la lección y levántate mañana más sabio y fuerte; de todo corazón espero de especial manera que sigas (y lo digo siempre también para mí) estas buenas intenciones para que nunca se vaya la sonrisa y si llegase alguna lagrima…

¡¡¡ Tengamos fuerte la certeza de que mañana siempre puede ser mejor …!!!”

El original era más largo, lleno de optimismo e ilusiones por el año que vendría…sigo con la confianza en que lo mejor llegará y deseando esa fortaleza nos cubra cada día en tanto nos sea necesario tanto cuidado y aislamiento de los que amamos, de nuestra vida “normal”, que estemos aprendiendo lecciones valiosas de colaboración, solidaridad, compasión; que lo que no tiene importancia nos deje de afectar, que dejemos de pelear por tonterías y estemos dispuestos a dar un poco de nosotros en cada mirada y acción que se nos permita tener para con los demás y nosotros mismos con mucha mayor razón…

!!!Sean felices gente linda!!!

CATEGORÍAS
Share This

COMMENTS