Imágenes que son Recuerdos

Imágenes que son Recuerdos

Por: Mary Carmen Saldivar Sillas

De Madrugada…

Hace unos días compartí en varios grupos de whatts y en face ¿¿ cómo no ?? Una postal tan bella que me puedo quedar horas y días enteros tan solo contemplándola y desde luego evocando infinidad de momentos,  las vacaciones más recurrentes cuando niña, obvio algunas de las más esperadas y un montón de situaciones cómicas,  reveladoras también en gran medida y sucesos,  aventuras al por mayor con mis primeros compañeros en este mundo, navidades con desde luego muchos Santa Claus y una y mil historias que mi tía usaba para que a altas horas de la noche las cuatro niñas que ahí nos recostábamos, durmiéramos;  inigualables panes con mantequilla que mi otra tía solía regalarme para desayunar…

Cuando todavía estaba la abuela Conchita con nosotros en este plano,  ver sus hermosos ojos azules desde la ventana de la cocina esperando la llegada del taxi o el auto del tío cuando mamá y yo llegábamos es un recuerdo que no importa que más de cuatro décadas hayan pasado desde entonces,  lo tengo claro en la memoria y también los pasteles de dos de mis tías que parecía se lucían en diseño y sabor para cuando yo llegaba y por supuesto las risas y el montón de bromas, cada minuto que pasé con mis primos en ese lugar está grabado muy adentro de mi corazón y bueno,  desde luego que la imagen linda de que hablo es una vista nocturna del imponente Cerro de la Silla en la sultana del norte, la altiva, presumida y tan emprendedora Ciudad de Monterrey…

Igualmente a veces publico fotos de mi tierra linda chilangolandia  -le digo así desde hace poco más de 20 años cuando llegue a esta otro lindo lugar sin mucho pensarlo y con un costal de ilusiones e independencia en el alma, es de cariño y un tanto de burla para quien lo pueda decir despectivamente-  algunas hermosísimas imágenes de sus edificios y paseos imponentes han engalanado mis publicaciones muchos días con alguna vista del sin igual Paseo de Reforma o el espléndido bosque de Chapultepec con su majestuoso castillo  y si, también muchas otras más cerca de mis rumbos, como las coloridas y emblemáticas Torres de Ciudad Satélite dando la bienvenida al defeño a la orgullosa Zona Metropolitana, solo en la división política parte de otro estado,  lo más bello y moderno del antiguo DF para fines prácticos, y muy cerca de donde los mejores días de mi infancia idílica y mi adolescencia ilusionada transcurrieron; mi hermosa Ciudad de México  -si, por nacimiento la bella y presumida sultana,  pero por grata adopción literal y dueña de todas mis primeras veces el gran Zacazonapan- tan querida,  tan incomprendida y tan rica y siempre con los brazos abiertos a todo aquel que un día confió sus más preciados sueños a sus calles, andanzas,  vecindades y caminos tan llenos de polvo y progreso, el espléndido DF…

Y si, por supuesto que también muchas veces he publicado alguna foto del emblemático arco de la calzada aquí en esta industriosa ciudad zapatera, con su imponente León dominando el panorama desde las alturas y de su precioso templo expiatorio que sin temor a equivocarme compite en belleza y finura sobrecogedora con los más famosos de Europa; muchas también de la universidad más hermosa de nuestro México en Guanajuato capital y otras de una canasta rebosante de lujuriosas fresas rojas de la capital mundial de la fresa   (Irapuato)  y tal vez algunas con una suave y pegajosa cajeta de Celaya derramada en un bolillo que nos hacen agua la boca de tan solo imaginarlo jajaja…

Sí,  porque uno gusta de ver y compartir aquello que nos hace felices, lo que guarda en una sola postal años, personas y momentos imborrables de nuestro caminar por aquí; quizás en el mío también estén un par de fotos de otro lindo lugar que nos abrió sus brazos y horizontes,  un verano solamente,  pero del que tanto pudimos aprender y atesorar… un suculento plato de barbacoa un domingo en la mañana que fue imposible,  desde luego el idioma por sobre todas las cosas y a nuestra familia,  nuestra mesa y las estufas de gas que tanto extrañé; a cambio conocimos las grullas que se acercan hasta el mismo jardín de tu casa,  los venados hermosos que son capaces de competir con tu auto en las carreteras y la forma ordenada y casi perfecta de conducir, pero sobre todo la invaluable disposición de la gente para ayudar,  orientar y hacer tu estancia en otro lugar muy lejos del tuyo, más fácil, querida y recibida; yo creo que eso fue lo más importante en esos meses,  el sentirnos recibidos y que nos abrían los brazos de su corazón y su vida… ¡¡¡ Gracias mil hermosa gente de Michigan, USA !!!

Me gusta, me gusta compartir fotos y postales de los lugares que han sido parte tan mía, tan importante y ahora sí que vital en mi vida, que me vieron nacer o transitar mis primeros años a su sombra y cobijo o bien me aceptaron y dieron muchas otras experiencias de vida ya sea por unos meses o para siempre,  uno nunca sabe lo que la vida y el destino traigan en su equipaje…

¡¡¡ Sean felices gente linda !!!

CATEGORÍAS
TAGS
Share This

COMMENTS