Situación de la empresa textil y vestido En México

Situación de la empresa textil y vestido En México

Creditos: FEDERICO CHILIAN  ESPINOSA 

Estos últimos días me he reunido casualmente con mis colegas empresarios de diferentes círculos, desde el que comercializa, el que dirige una empresa transnacional, el que tiene su marca, vende en México y el que exporta. Con el que tiene tiendas de ropa por toda la República o solo en el estado. El que se fleta todos los dias maquilando costura para sus clientes, borda, estampa, plancha y empaca. El que vende a los almacenes de autoservicio. El diseñador de modas, el que tiende escuela, y el que tiene fábricas en varias partes del mundo.

Platicamos de muchos temas y negocios pero el que no podemos saltarnos es el de la situación de nuestra industria en el país dado las decisiones de los mandatarios de México y EU.

La conclusión es que estamos en incertidumbre. La empresa es un negocio de riesgo pero hoy después de muchos años percibimos que es mayor que en otros tiempos. Invertir, crecer, achicarse, cambiar, cualquier movimiento que se decida puede tener un impacto más relevante que en otro momento.

Las importaciones siguen en aumento, aunque AMLO y su secretaria de economía controlará los aranceles para “proteger” a la industria.

El aumento del salario, en la frontera, hace que las empresas transnacionales con grandes volúmenes donde algunos centavos en su costo es un determinante , ha hecho que se lleven sus grandes producciones y fuentes de empleo a países como Guatemala y Honduras.

Las compras de los consumidores nacionales han disminuido. Los temas fiscales estrictos y cambiantes son obstáculos que incomodan nuestra operación. La competencia local y de todo el mundo, cada vez es mayor, la inseguridad va en aumento.

Las estrategias que se nos vienen a la cabeza son las de siempre, desde el que se va del país hasta el que hará una gran inversión. Y siguen las clásicas como mejorar la productividad, ser innovador, buscar mercados sin tanta competencia, mejorar servicio al cliente, reducir costos, buscar otros clientes, aumentar sistemas de vigilancia, contratar seguros, apostarle a la calidad y demás.

Son tiempos complejos, con retos para todos y me pregunto
¿Que no es en la crisis cuando surge la creatividad? ¿Que no resolvemos problemas todos los días? ¿Que no nos gustan los retos y riesgos?

En su mayoría agarraremos el “toro por los cuernos”, seguiremos vendiendo “trapos”, con todo y las mil trabas que tengamos enfrente, dedicaremos más tiempo a las estrategias correctas que cada quien plantea y no a lamentarnos
“Nos echaremos ese trompo a la uña”

CATEGORÍAS
TAGS
Share This

COMMENTS