Tan Vigente y Util Siempre

Tan Vigente y Util Siempre

Por: Mary Carmen Saldivar 

De madrugada….

Hace casi 10 años escribí este artículo para una revista y ayer me lo encontré ¿¿quién me iba a decir que hoy me serviría tanto?? !!! espero que a ustedes también!!!

Conocer sus gustos e inquietudes; esto ayudará enormemente en la relación con el adolescente que tengamos en casa.

Los enfrentamientos entre padres e hijos adolescentes son una etapa “normal” durante este periodo. Es ideal preservar determinados aspectos de la relación para que una vez superado el momento todo vuelva a ser como era antes y entender que cada joven es un individuo con una personalidad única e intereses propios, con gustos y disgustos.

Hay factores comunes en el desarrollo que todos confrontamos durante estos años. Las emociones y el comportamiento normales del adolescente van relacionados con la lucha por encontrar identidad, es un periodo en el que se sienten extraños consigo mismos o con su cuerpo. Generalmente se enfocan solo en sí mismos, alternando entre altas expectativas y un pobre concepto propio, su humor es cambiante, pero se mejora la habilidad en el uso de lenguaje y la forma de expresarse.

Normalmente se tienen menos demostraciones de afecto para con los padres; se quejan de que ellos interfieren con su independencia y tienden a regresar al comportamiento infantil. En el aspecto sexual muestran timidez, se preocupan por su atractivo físico y sexual y viven frecuentes cambios de relaciones. En el aspecto que se refiere a la moralidad y los valores, ponen a prueba las reglas y los límites.

Todos los adolescentes varían muy poco con relación a lo anterior, pero las emociones y el comportamiento descritos son, en general, considerados normales.

El único secreto para mejorar la relación con su hijo adolescente será la buena comunicación.

Será fundamental que mantenga abiertas todas las líneas de comunicación. Debe saber que muchas veces la actitud de los adolescentes puede ser desafiante, en el mejor de los casos, y frustrante en el peor.

Algunas recomendaciones:
– Establecer bases y principios
– Escúchelos
– No minimice sus sentimientos
– Deles la oportunidad de hablar libremente
– Hágalos sentir cómodos

Es aceptable discrepar si se hace con respeto, esto llevará a algún punto de acuerdo.

Comprender a los adolescentes es uno de los trabajos más difíciles que como padres debemos afrontar. Mantener las vías de comunicación abiertas será clave para fomentar una buena relación.

¡¡¡Espero les sirva, bonito día!!!

CATEGORÍAS
TAGS
Share This

COMMENTS