Zidane y la Decimotercera Champions.

Zidane y la Decimotercera Champions.

Autor: Omar Lavalle.

Hace dos años el Real Madrid se convertía  por tercera vez consecutiva en el campeón del torneo más relevante del mundo a nivel de clubes; la Champions League.

No creo que ni el mejor de los escritores del realismo mágico, Gabriel García Márquez, hubiera podido escribir una novela que tuviera tales líneas en su historia. Porque es un hecho que el historial labrado por el Real Madrid supera la realidad.

En ese momento el madridista se sentía en el aire. Volaba en un sueño por este “mágico” Madrid que conseguía coronarse con una “chilena” que “El Expreso de Cardiff” Gareth Bale, regalaba al futbol. Cómo si de una obra de arte se tratase, el galés marcó el segundo gol que acercaba al Real Madrid a conseguir la decimotercera “Orejona” en su historia.

Recuerdo cuando el futbol desplegado por el Madrid tocó mi perspectiva de este deporte, fue esa generación llamada “galácticos”. En la que muchas estrellas del balompie se aglutinaron en el vestidor del Santiago Bernabéu.

Zidane, Figo, Ronaldo y Beckham. Estos jugadores enamoraron quizá más por lo que representaban individualmente, que por lo bien que jugaban en conjunto. Es por ello que toda una generación quedó enganchada por el impresionante sello futbolístico de los “merengues”.

Las estampas futbolísticas que obsequiaron estos futbolistas parecían actos de magia; Beckham y sus portentosos tiros libres. Ronaldo y su capacidad goleadora inundada de dribles y velocidad. Y desde luego la ruleta del “mago” Zidane, el acto principal.

El francés decidió acercarse a los banquillos y continuar su carrera, empero desde otra faceta. De la mano de “Carletto” Ancelotti, Zidane aprendió sobre las características que el entrenador debe tener para hacer frente, a un equipo de la talla de los “merengues”. Fue su asistente y demostró que sabía llegar a los jugadores con el carisma y liderazgo nato que le caracterizan.

Desde la “décima orejona”, el francés ya empezaba a disfrutar la gloria de levantar una Champions, protagonizando un papel muy diferente al que ejerció como jugador.

A partir del siglo XXI, trece directores técnicos se han visto premiados con la obtención del título de la más importante competición europea. Dos de ellos en tres ocasiones, pero solo uno de manera consecutiva. Por dicha razón “Zizou”, cómo cariñosamente se le conoce, ha pasado a la historia como uno de los grandes ganadores del deporte más popular a nivel mundial.

Zidane a quien se le ha considerado el hijo mimado de Florentino Pérez, tiene con él un acuerdo mutuo de confidencialidad. Un acuerdo que solo se da entre amigos que comparten sinfín de experiencias anecdóticas en el campo.

Fue desde el 2002 con esa volea al Bayern Leverkusen que la divinidad entrelazo la historia de Zidane con los “merengues”. Porque en la Champions del año 2014 (como asistente) y desde luego estas tres copas consecutivas, han sido tocadas por la mano de Zidane transformando la realidad madridista. Todo esto bajo la tutela de Florentino Pérez, quien ha depositado la confianza en Zidane desde que llegó al “Teatro de la Castellana” como jugador.

El Real Madrid representa hoy por hoy un equipo que conjunta historia, impacto mediático, marketing y buen futbol. Sobre todo la hegemonía en esta competencia que es la más importante de Europa, cuatro Champions en cinco años es un hito sin precedentes.

La gratitud es el valor magnánimo por excelencia. En este sentido se debe agradecer la hazaña del Madrid, que creó un nuevo punto cronológico en la línea del tiempo en la historia del futbol.

Este hecho quizá ha ejercido un capitalismo futbolístico, porque la competencia se debe mantener y debe engrandecerse con estos gestos dignos de un equipo como el Real Madrid.

Son el A.C. Milán con siete Champions, Liverpool con seis, Barcelona y el Bayern Múnich con cinco, los equipos que compiten por alimentar sus vitrinas de este título y acercarse a los “merengues”. Sin embargo Zidane y el Real Madrid se han colocado varios pasos por delante.

”Zizou” es sinónimo de victoria, al mismo tiempo lo es del torneo más importante de Europa. Lo ha ganado junto con jugadores de gran magnitud. Sobre todo como entrenador, manejando el vestidor con personajes como Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Marcelo y “El gato”, Karim Benzema.

Escuchar el nombre de Edson Arantes do Nascimento“Pelé” nos hace transportarnos al inigualable joga bonito. Traer a nuestra mente a Franz Beckenbauer es caer en la cuenta de que, el coraje y la determinación no pueden ausentarse en la ejecución de este deporte. Hablar de Zinedine Zidane puede ser sinónimo de varias expresiones entre ellas, el liderazgo, la elegancia, y el triunfador grito, ¡Hala Madrid!

CATEGORÍAS
TAGS
Share This

COMMENTS